Hace unos meses me comprometí ante la sociedad con un contrato que contiene un decálogo de propuestas. Estos son mis valores, los que vertebrarán nuestra acción de gobierno a partir de mayo de 2015.

1. Una nueva mayoría social para gobernar las Illes Balears

Me presento a las primarias para ser la candidata del PSIB a la presidencia del Govern de les Illes Balears con un objetivo: que el PP deje de gobernar en mayo de 2015 con una mayoría social de izquierda y de progreso con un programa que cree cohesión social, riqueza y trabajo de calidad. Y lo quiero hacer desde la implicación y participación de la ciudadanía, y este proceso es un paso más.

2. Desde los valores de la izquierda y los principios del autogobierno

Un proyecto por mi tierra y mi gente basado en valores como la solidaridad, la justicia, el progreso, la libertad, la cohesión y la igualdad que han de marcar el presente y el futuro de Menorca, Eivissa, Formentera y Mallorca, des del que marca el Estatut, con los Consells Insulars como primeros pilares del autogobierno de cada una de las islas, y con los ayuntamientos como las herramientas de proximidad a la ciudadanía.

Un proyecto construido desde la defensa del autogobierno que proclama el Estatut y a la vez reivindicando una España federal, en la que Baleares tenga una voz propia y fuerte, y que permita que nuestras islas cuenten con un modelo de financiación justo y un régimen económico específico, y sean reconocidas con inversiones y fondos del Estado que compensen la insularidad y la doble insularidad.

Un proyecto de reconocimiento de la pluralidad de cada una de las islas, de una sociedad que trabaja unida desde la participación, el diálogo y el consenso, en un Europa social y de los Derechos Humanos. Y teniendo muy presente que el sector público, que la economía pública, proporcionan soluciones claves a los colectivos más vulnerables: su privatización, su liquidación, que es lo que hace la derecha, avanza en la destrucción de las grandes conquistas de la clase trabajadora y de la clase media.

3. Una nueva forma de hacer política

Lo primero será trabajar en la búsqueda de consenso, el diálogo y los pactos que tanto necesita nuestra sociedad. Y lo haré con los sectores que lideran el país y aseguran la cohesión social y económica para volver a la normalidad democrática y social. Sobre todo siendo consciente de que el gran activo del siglo XXI es el conocimiento. No todos somos iguales. Los socialistas demostraremos que nuestros valores forman parte de una cultura política sólida que nada tiene que ver con una derecha obsesionada con los beneficios, por una eficiencia que en realidad no tiene y por una forma de trabajar y de hacer política que solo favorece a los poderosos, al tiempo que estimula la corrupción.

4. Nuevo contrato social con la ciudadanía

Esta legislatura será una legislatura perdida para los ciudadanos de las Illes Balears. Propondré un nuevo contrato social con los isleños que tendrá dos ejes: a) blindar los derechos sociales y la innovación productiva y recuperar las libertades, b) mejorar la financiación y el modelo fiscal y activando políticas de choque contra el paro, especialmente el de los jóvenes.

5. El paro y la exclusión social, mi prioridad

El eje principal y transversal de las políticas que haré a partir del 2015, será potenciar la creación de ocupación, hacerla de calidad, diversificar los sectores productivos, incentivar la creación de puestos de trabajo entre los jóvenes y entre las personas de más de 45 años, además de luchar contra la precariedad laboral y la exclusión social. Propondremos una renta mínima y planes de choque contra la exclusión y los parados de larga duración. Pero sobre todo, potenciaremos y explotaremos nichos de ocupación que consideramos estratégicos de cara al futuro, como son la industria, y por eso lanzaremos un Plan de Reindustrialización, dedicaremos recursos y esfuerzos estratégicos al tercer sector y a la dependencia, así como al eje cultural, el medio ambiente y las energías renovables. Por otra parte, los generadores de conocimiento como los parques tecnológicos de las islas, y muy especialmente la Universitat de les Illes Balears, serán también motores de crecimiento e igualdad.

6. Educación pública y atención sanitaria universal, nuestro compromiso

Propondremos una alternativa global a la situación educativa que también incluirá la derogación del Decreto del Tratamiento Integral de Lenguas (TIL) y la Ley de Símbolos. En materia de educación, volveremos a la normalidad, trabajaremos para recuperar la confianza de la comunidad educativa y trabajaremos en un pacto educativo de futuro que consensúe todas las reformas que necesita el sistema escolar para seguir mejorando nuestra educación desde la suficiencia de recursos, la tercera lengua, la calidad educativa y la equidad social.

En referencia a la Sanidad pública, garantizaremos la atención a todos los ciudadanos de las Illes Balears, y les devolveremos derechos y garantías dentro de este ámbito, con una atención de calidad y con un tiempo de espera razonable.

7. Un nuevo proyecto fiscal para un gran pacto social

Aplicaremos una política fiscal que permita recaptar más entre los que más tienen para redistribuirlo entre los sectores claves como la Sanidad, la Educación, las Políticas Sociales, la Dependencia y las inversiones productivas. Una política fiscal que permita incrementar la recaptación para hacer políticas que mejoren la cohesión social. Un nuevo pacto fiscal para un gran pacto social para las Illes Balears.

8. Territorio y paisaje, nuestros grandes activos. El turismo, nuestra primera industria

Haremos un cambio radical de las políticas territoriales. El territorio, el paisaje son nuestros primeros recursos y por tanto haremos políticas a favor de la protección del territorio y del paisaje, recuperando espacios naturales protegidos, evitando el crecimiento de infraestructuras y la expansión de grandes superficies de forma desmesurada y apostando por la contención del crecimiento urbanístico.

Respecto a la primera industria, el turismo, se hace imprescindible adoptar una política económica de calidad, ateniendo el nivel de ocupación que genera y su contribución a la generación de renta de la economía española y de las economías regionales. Trabajaremos en planes sectoriales para las zonas turísticas maduras para consolidar la recuperación de las mismas en un entorno cada vez más competitivo a nivel internacional.

Trabajaremos en políticas de desestacionalización que generen ocupación estable y de calidad, y a la vez generen actividad productiva para el sector complementario. Estos planes se han de trabajar conjuntamente con las organizaciones sociales, patronales y las administraciones implicadas. También fomentaremos los <i>clusters</i> turísticos, vinculados de forma esencial a parques tecnológicos y, en este campo, a las actividades relacionadas con todo lo que representa la creación de software para agilizar las conexiones comerciales y las gestiones turísticas. Se impone además contemplar la financiación adicional que se recogen en los respectivos estatutos de las comunidades implicadas, para iniciar de forma efectiva planes de inversión como integrantes del Régimen Especial, que se orienten a áreas concretas: medio ambiente, I+D+i, turismo y infraestructuras ferroviarias y culturales.

9. Políticas para la gente que trabaja por el país

Trabajaremos para hacer políticas que consoliden la vida de la gente que trabaja por el país: los sectores productivos, el pequeño comercio, los emprendedores, los trabajadores, la gente que innova, los jóvenes, los colectivos más débiles, los estudiantes, las familias y el tercer sector. Personas que construyen día a día, con esfuerzo, dignidad, con dificultades y a la vez esperanzas, nuestro presente y nuestro futuro. Personas que entienden el lenguaje de una derecha que sólo mira los grandes números, las grandes empresas, a la gente socialmente influyente, pero que ignora las mayorías sociales y su lícita preocupación por un bienestar que está perdiendo.

10. Si gobernamos, lo haremos desde la experiencia, la solvencia de un equipo preparado y que aprecia lo que somos

Este proyecto no es individual. Es un proyecto colectivo, y así será si tengo la oportunidad de presidir las Illes Balears. Lo haré con un equipo que trabaja para un futuro mejor y sobre todo más cohesionado. Por un pueblo que quiero, un pueblo con una riqueza cultural que hemos de preservar, un pueblo diverso y rico desde la diferencia, que además es el que nos hace visibles un mundo cada vez más global.

Para unas islas mejores, confía en Francina Armengol